Si alguna vez te has preguntado porqué la hucha tiene forma de cerdito es posible que hayas llegado a la conclusión equivocada de que la hucha es un invento inglés. Sin embargo, lo que realmente debemos atribuir a los ingleses es la asociación estética de la hucha con un gorrino. En realidad, las alcancías son un objeto común en muchas culturas en distintos momentos de la historia. ¿O nos pensaríamos que nuestra cultura es la única que a lo largo de la historia ha tenido la necesidad de ahorrar y/o guardar monedas?

En esta ocasión nos hacemos eco del hallazgo de una hucha romana en un estado de conservación notable. La alcancía fecha del sigo I dC y ha sido encontrada en un un depósito funerario en Augusta Emérita (Mérida). Es de barro cocido al horno y según estudiado fue un objeto fabricado para la ocasión. Debemos el hallazgo a las investigadoras Ana María Bejarano Osorio y Macarena Bustamante Álvarez de la Universidad de Salamanca.

Hucha romanda ciudad de merida

¿Las huchas eran objetos comunes en la antigua Roma?

En la península ibérica se han encontrado hasta la fecha únicamente 5 alcancías en Ibiza, Murcia, Mataró, Cádiz y Mérida. Esto nos llevaría a pensar que las alcancías eran objetos poco comunes. Sin embargo, según apuntan las investigadores responsables del hallazgo, debemos tener en cuenta que se trata de vasijas que se debían romper para sacar los ahorros y que en las excavaciones arqueológicas es extremadamente complicado hacer la reconstrucción de piezas de cerámica de vasijas rotas diversas encontradas. Por ello el hecho de que no se hayan encontrado muchas en ningún caso significa que estas no fueran usadas en la antigua Roma.

¿Los Romanos también guardaban monedas en las alcancías?

En la vasija encontrada no había ninguna moneda en su interior. Pero justo debajo se encontró una moneda calcinada que no pasaba por la ranura de la alcancía.  Cabe mencionar que en otras excavaciones dentro del contexto Europeo si se encontraron monedas en el interior de las huchas encontradas, aunque se trata de contadas excepciones. 

Los estudiosos de la materia plantean algunas teorías sobre el uso que podían tener este tipo de vasijas. Podían ser usadas como elementos decorativos en los templos de Mercurio y Fortuna, vinculados al comercio, la fortuna y la abundancia. O como elementos decorativos en las mejores domus en las estancias reservadas para guardar el tesoro familiar. Y como parte de un rito dentro del contexto funerario, como símbolo del dinero recogido durante la vida o el dinero reunido por los familiares y amigos para acompañar en el tránsito hacia el más allá.

Bibliografia:

Huchas cerámicas de época romana. A propósito del hallazgo de una tumba en Augusta Emerita (Mérida, Badajoz). Ediciones Universidad de Salamanca. Ana María Bejarano Osorio y Macarena Bustamante Álvarez. http://hdl.handle.net/10366/132213