Paseando por un centro comercial es habitual escuchar como se pregunta a un niño ¿te gusta? Y la respuesta es si porqué a menudo el embalaje está pensado para obtener un “SI”.  Aunque lo cierto es que incontables generaciones de niños han sobrevivido sin comprar ningún juguete.

Los adultos compramos a menudo porqué nos hace ilusión. El niño tiene tantos juguetes que ni les hace caso. Los denominaríamos juguetes-museo. Y merece la pena pararse a pensar un momento. ¿Lo que tenemos en nuestras manos es la educación del niño?

No existe una fórmula matemática que nos diga cuales son los juguetes más adecuados para cada niño o niña. Cada persona es diferente y tiene unas necesidades e intereses particulares a respetar.

Con nuestras huchas nos esforzamos en encontrar propuestas decorativas de valor que puedan servir tanto como para regalar como para inculcar la cultura del ahorro. Nos gusta que detrás de cada alcancía pueda haber un mensaje como en el caso de las Volkswagen Camper o los cochinos con mensaje.

Cuando compramos en un centro comercial o en Amazon encontramos una vasta variedad. Nuestra decisión de compra suele inspirarse en base al precio, la marca, ofertas o incluso el packaging.

Pero hay muchos otros factores que se pueden tener en cuenta. Las materias primas con la que se ha hecho el juguete, los recursos naturales de dónde se han obtenido, la manera de explotarlos, dónde se ha fabricado, quien lo ha hecho y bajo que condiciones laborales, quien lo vende, …  ¿Bajo que pretextos tendríamos en consideración todos estos factores en el momento de escoger un regalo?

Cuando tomamos consciencia de las implicaciones de nuestras decisiones de compra nuestras elecciones cambian. Comprando en HuchasOriginales.es favorecemos el comercio de proximidad. Comprar en una tienda online también es compatible con el negocio tradicional.

¡Estas Navidades, haz compra de proximidad en nuestra tienda de cerditos!