El día de la madre se acerca e Internet se llena de ideas únicas para regalar a nuestras queridas mamás. La televisión nos anuncia regalos especiales y diferentes, e incluso la radio nos recuerda que... ¿todavía no has comprado nada? ¡Otro año más que se te olvida y ya van...!

Lo reconocemos, a todos nos pasa que en ocasiones no creemos en la fiebre consumista de una campaña puntual. Sin embargo, cualquier día debería ser bueno para pensar en nuestros familiares y amigos más queridos. Y es que los mejores regalos son aquellos que no se esperan.

Pensamos que nuestras huchas realmente son algo que se espera. Realmente te imaginas que un día de cada día alguien va regalarte nuestro spidercerdo o nuestra hucha de el principito? Son regalos graciosos y que arrancan siempre una sonrisa. Da igual la edad, a todos nos gusta que alguien piense en nosotros.

¿Te animas a regalar una de nuestras huchas?